Avisar de contenido inadecuado

Una mirada a la obra del artista plástico Ramón Antonio Morales (Montoño)

{
}

 TAGS:

¿De quién aprendió Ramón Antonio, a tejer lazos sobre las rocas que son
Parte de la materia orgánica de este territorio?
¿Será un desliz para mantener al río en su delirio fugitivo, un artilugio de
Quipos, con que pretende revelar la epopeya de esta orilla?

Lo cierto es que el enlaza a las rocas que están en las márgenes del Río, para
Así liberarles, dándoles velocidad, aceleración de fluido que dinamita a las
Tardes, trastocándolas en corpúsculos radiantes que desangran esta agua
De arteria desnuda, este puerto cabeceando entre solapas de aguaceros
Indómitos.
La hermana roca transformada en pez en el cuenco artesanal de sus manos.
Montoño no hace más que trazar sus yemas, el hirsuto trajinar de sus palmas
Y es así como se encuentra con los surcos donde se alinean las escamas como
Cuentas de un invierno coloidando en la espina del sediento oronco-saurio.
O abre los ojos en medio del holocaustico sueño de este pliegue precámbico
Para descubrirlos allí, en la invaginación de esa piel que envuelve y despliega
El silente mineral que ovula esta orilla aglutinada.

Por cierto que el ama, como me lo ha dicho, la arcilla rosácea, coloreada, ese
Polvillo tatuado sobre la mejilla encendida que refracta este puente, vacío,
Cicatriz que aproxima sus fugas sobre la étnica piel de la noche Angostureña.

Alfabetos como orejuelas diagramando semicírculos al ras de los pabellones
Micro-solares.
Si alguien puede dar constancia de levitaciones caprichosas de las vías
Lácteas que desde siempre cortesanan estos suelos, es precisamente
Ramón Antonio Morales. Es que entre otras cosas en esta plástica la piedra
No solo ronda el baile micro-relojero de la arena, sino que simultáneamente
Nos con-mueve con otras dimensiones, yo diría que macro- redondeces
Orbitarias.
El restituye los hilos que papagaya una pupila disolviéndose en el vórtice del
Papiro Orinoquense.

El arte en Montoño, su obra artística nos muestra un potencial haptico,
Es decir esa cualidad de mirar con las manos, mirar tocando. Por eso las
Rocas, la arena y el muro que también forman parte de su cuerpo orgánico
Afloran cual pentagrama multifocal. Incluso cuando usa el grafito parece
Una proyección de sus puntos pupilares mutando sobre la superficie
Aleatoria.
Otra cualidad resaltante de esta obra es el dinamismo que la atraviesa,
Parafraseando a Nietzshe el le devuelve la natural movilidad a los objetos,
De allí que la roca titubea en las manos de este creador guayanés y llena
El espacio con sus calladas piruetas moleculares.

Luis Sánchez 18 -4- 20014


 TAGS: TAGS:

{
}
{
}

Deja tu comentario Una mirada a la obra del artista plástico Ramón Antonio Morales (Montoño)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre