Avisar de contenido inadecuado

MONOLOGO DE AQUEL QUE ENSEÑARON A ODIAR

{
}

 TAGS:

En mi casa hay de todo

Hay odios vociferando maldiciones

Un nombre tachado en sus paredes

Y un por fin, mi deseo se ha cumplido

No celebro, pero me entra un fresquito.

Todo se ha consumado

Y ahora qué hago con este odio

Que se apoderó de mis certezas

Tengo los cantaros llenos

De improperios para aquel

Que se marchó y los dejó llorando

Sufran

Revienten

Como yo reventé cada noche

Cada día de su existencia.

Ahora me regocijo

Es cadáver, y nadie se los puede regresar

Que les queda, no tienen nada

Y yo sigo igual que antes

Nada ha  cambiado

El odio y el rencor siguen intacto

Que puedo hacer para vaciarlo.

Me hace falta escucharlo

Para decirle frente al televisor

Lo mucho que lo odio

Siento que he perdido algo

Me siento vacío

Y sin embargo, que puedo hacer

Con esta rabia, que me carcome

¿Hacía  quién  debo dirigir

Mis maldiciones?

Pero aquel que ya se fue

Será mi condena

Mi obsesión y la frustración

De no haberlo podido

Tener entre  mis dientes.

Mi odio es nítido

Se incorporó a mis neuronas

Y es como un parasito

Que devora poco a poco

Mi cordura

Y enajena mi corazón

Para el amor.

Borroso el acontecer

Borrosa la patria

Borroso quien difiera de mí

Ya no sé quién soy

Soy lo que el escenario mediático

Quiso hacer de mí:

         Puro odio     Nítido odio

                                                 Y un borroso corazón.

{
}
{
}

Comentarios MONOLOGO DE AQUEL QUE ENSEÑARON A ODIAR

Profundo y cruel hermano, pero intenso en tu corazón y en los corazones de los que conocemos la grandeza del amor y la vida. Le felicito, me dejó sin aliento.
Emilio Fernández Emilio Fernández 15/05/2013 a las 04:32

Deja tu comentario MONOLOGO DE AQUEL QUE ENSEÑARON A ODIAR

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre