Avisar de contenido inadecuado

Otilio galíndez:homenaje

{
}

El 13 de junio falleció ese gran compositor Yaracuyano Otilio Galíndez,  el Grupo Literario Babandí  ha querido rendirle un homenaje  a tan insigne compositor. Lamentablemente la mayoría de nuestros compatriotas ignoran su extraordinario legado, esas hermosas canciones  que dejó para la posteridad de los tiempos. El poder mediático y globalizado nos vende, por ejemplo, a un Michael Jackson pero nuestros artistas y compositores, no los borran de la memoria colectiva.. De tal manera que hemos realizado una recopilación de algunas de sus bellas composiciones (letra y música). También presentamos una semblanza de este compositor tomada del Blog “Octavo Paralelo” del periodista Juan Ruiz Correa,  y el poeta Daniel Ruiz le dedica un poema, incorporando algunas frases y palabras presentes en sus canciones.  Otilio Te Queremos Mucho.

Adios Otilio Galíndez Nuestros Pueblos están Tristes

lunes, 15 de junio del 2009 a las 19:56


 

A sus 74 años nos deja Otilio Galíndez, un cantautor con sabor a pueblo y a poesía de la buena por sencilla y por nuestra. Su legado permanecerá por siempre. Nos deja "Pueblos Tristes", Nos Deja "Caramba". Su "Flor de Mayo" se nos marchitó en vuelo eterno en este mes de junio de artistas nacionales. En su memoria transcribimos un excelente trabajo de Marichina García Herrero publicado en la página Web aporrea.org.com

SE NOS FUE OTILIO GALINDEZ

Texto: Marichina García Herrero
Artículo publicado en Aporrea.org Fecha de publicación: 14/06/09

Con profunda tristeza, con el amargo llanto de quien siente una pérdida irreparable, comunicamos la despedida de un venezolano que no podrá morir jamás.

Otilio Galíndez, compositor yaracuyano, cuyas principales características, además de la calidad irrefutable de su aporte musical, fueron la ternura, la sencillez y el amor, dejó de vivir anoche, 13 de junio de 2009, después de despedirse de su familia como habitualmente lo hacía en la humilde casa de Maracay que lo cobijara durante los últimos treinta años.

Ayer Otilio fue a la cama a dormir, esta vez, el sueño eterno. Pero un hombre que se refiere al rocío como "perlitas madrugadoras" y al brillo en los ojos de una mujer como "Chispitas" jamás podrá dormir en los corazones de quienes lo conozcan, porque la estatura de sus versos, la ternura de sus expresiones, la belleza pura y simple de lo cotidiano, sumadas todas al amor a la tierra y a la vida, no duermen, muy por el contrario, despiertan los sentimientos más escondidos, afloran hasta en invierno, anuncian y provocan vida, incluso después de la muerte.

La obra de Otilio Galíndez es tomada por casi todos los intérpretes venezolanos -de música popular y otros géneros- desde mediados del siglo XX y por muchos artistas internacionales como Pablo Milanés y Mercedes Sosa. Otilio Galíndez formó parte del Orfeón Universitario de la Universidad Central de Venezuela, institución a quien siempre declaró su amor y gratitud, pues fue allí donde comenzó una larga carrera de éxitos musicales cuyas melodías, extraordinarias y contagiosas, compiten con la poesía exquisita de sus versos, escritos en los pasillos y jardines de esa magna casa de estudios.

Además, Otilio desarrolló una tremenda labor creativa en la coral de la Compañía Anónima Nacional de Fomento Eléctrico, CADAFE, donde compuso muchas canciones que se han convertido en verdaderos emblemas de nuestra música tradicional, como parrandones y aguinaldos que año tras año acompañan al pueblo venezolano en sus fiestas decembrinas.

Fue homenajeado innumerables veces en las última décadas, y el actual Gobierno reconoció su trabajo con el Premio Nacional de Cultura, sin embargo, según sus palabras, el mayor homenaje a su esfuerzo es la cantidad de veces que sus canciones fueron grabadas y el reconocimiento íntimo de la labor cumplida, que no tenía nada que ver con ganancias económicas, pues Otilio Galíndez nunca cobró por la autoría de ninguna de sus obras, que llegaron a ser plagiadas y hasta vendidas por grandes comerciantes de la cultura nacional y extranjera.

Nació en Yaritagua, estado Yaracuy, en 1935, hijo de una humilde costurera de nuestro pueblo. La naturaleza campestre de su tierra natal y el amor a su madre y a sus hermanos Eugenia, Mercedes y Jesús (Chucho) fueron fundamentales para el desarrollo de quien sería, en vida y después de ella, un gran músico y poeta, un amigo fiel, un hijo entregado, un padre dedicado, un eterno enamorado de su patria.

En una entrevista grabada en 2005, cuando preguntamos sobre su inspiración primera, el maestro respondió lo siguiente: "las canciones que mi mamá cantaba y que aún canta, tienen una gran categoría, un buen gusto, son exquisitas... yo no sabía que en realidad mi mamá me estaba dando una clase de estética, además del placer de la música diaria" (...) " vino otra mujer hermosa, tan hermosa como ella, fue la madre naturaleza: los ríos, los montes, los campos, la gente, los árboles, las matas, las flores, todo eso que ayudó a mi mamá cuando estaba pequeña también me ayudó a mi... eso es lo primero que a uno lo asombra y que uno ama, la madre y la naturaleza"

Con apenas ocho años lo arrancaron de su campo acostumbrado y su mudanza a la ciudad de Caracas acrecentó en él el amor a la naturaleza entrañable de sus primeros años de vida. En esta ciudad trabajó en múltiples oficios junto a sus hermanos. Es a los 18 años, cuando le toca hacer el servicio militar obligatorio, que empieza a escribir versos, a su madre, a su pueblo, a la vida que estaba al otro lado de lo que él sintió como un injusto presidio, donde algunos "castigos" lo llevaron a la enfermería en varias ocasiones. Esos primeros versos fueron desechados por el autor, que apenas terminó su corta estadía como "recluta" en espacios militares, comenzó, en 1957, a trabajar en la UCV, donde, prestando servicios como obrero, conoció a personas que lo alentaron a leer y a estudiar, desarrolló su talento creativo y compuso aguinaldos que grabó por vez primera Rafael Montaño y luego fueron interpretados por el orfeón universitario, que los dio a conocer dentro y fuera de nuestras fronteras.

Morela Muñoz, Juan Carlos Núñez, Lilia Vera, Miguel Delgado Estévez, Cecilia Tood, Ilan Chester, Efraín Silva, Simón Díaz (que interpreta a Otilio sin que generalmente aparezca el compositor), Soledad Bravo y otros muchísimos compositores y cantantes venezolanos han deleitado los oídos del mundo con las composiciones de Otilio.

Desde su casa de Maracay, el aroma de caña fresca, los amargos de mandarina, la ternura del hijo cuidador de la madre, impregnan para siempre el aire de nuestra Venezuela para luego volar, cual cometas, sobre todo el planeta, y recordar a quien escuche cualquier verso de Otilio, que el ser humano es bello, es noble, es bueno, es sabio, es amante.

Otilio cantó al amor mientras escribió, acarició los más humildes recovecos de la patria con sus palabras, distribuidas sobre papel y envueltas en notas musicales como por arte de magia. Otilio convierte en sublime, o más bien, demuestra cuan sublime puede ser, el cantar de un pájaro, el crecer de una planta o el atardecer... Otilio no duerme, él sueña, sueña eternamente para que su magia se cuele en los sueños de todos.

Caramba Otilio caramba, sueñas, pero estarás siempre despierto en el corazón venezolano, haciéndonos soñar a todos, con tus aguinaldos, con tus baladas, con tu pascua, con tu poesía, la del poncho andino, la de Son Chispitas, la de la Restinga, la de Catiera, la de Duerme mi Tripón.

Caramba Otilio caramba, recordamos a Candelaria, aquella muchacha que vivía en la calle 8 de los Jardines del Valle, a quien le escribiste "no me mires, que mirando se despiertan los amores, y aceleras el latir de mi corazón", pero tú, Otilio Galíndez, tú ni cerrando los ojos para siempre, ni durmiendo para siempre, dejarás de despertar el latir de miles y miles de corazones.

Acabamos de cantar Flor de Mayo, pero llegó junio y te nos fuiste. Caramba Otilio caramba, llegó junio y aquí te nos quedas, para siempre, amor eterno, sueño eterno. Gracias por todo lo que tu bella humanidad nos regaló. Gracias por mantenernos despiertos. Gracias. Por tu amor. Por tu humanidad. ¡Qué difícil resulta despedir a alguien que no puede irse, alguien que jamás se irá!

OTILIO

Ojitos madrugadores

oteando tu despedida

mientras entona su canto

la muchacha  que pila y pila:

io, io, dale duro a ese pilón

io, io, Otilio se nos marchó

amargo de mandarina

en la boca nos dejó

Titiritando un desvelo

en este día sombrío

alzan vuelo los pañuelos

llora en silencio los ríos

Invierno regando anhelos

por esos campos floridos

te brinda adiós un ciruelo

y el turupial conmovido

Lozana con sus hervores

el alba te lleva flores

ronda tu noche la luna

alumbrando pueblos tristes

por tu muerte sin fortuna

Otilio, que te nos fuiste.

Los charquitos en el patio

con su orfeón celestial

te obsequian un canto triste

compositor inmortal.

Iluminando tus versos

autor de letras sencillas

toca nostálgico el viento

campanas de la capilla.

Idilio de flor de mayo

ahora que te has marchado

por esos caminos viejos

desandando tu legado

Caramba amigo caramba

yo te dedico estos versos

Mercedes canta su samba

a voz y a tambor doliente

y Yaracuy  se estremece

al saber de tu partida

te brinda una despedida

hijo ilustre de este pueblo

Compositor alfarero

De las cosas más sencillas.

Olor a mastranto y llano

Con tu tonada bonita

Cantada por tío Simón

Parece bella perlita.

Gotitas madrugadoras

Alimentando  demoras

Libar de totuma al sol

Imaginando una flor

Notas tristes que resuenan

Destellos de luna llena

Espantos en primaveras

Zaranda. danza y caderas.

DANIEL RUIZ  CORREA

 

AHORA

Ahora que el invierno
se prende de las hojas
ahora que amanecen
charquitos en el patio
ahora que los caños
rebosan de agua clara
mirá el conuco verde
oí los turupiales
Vaya paisano
dígale que canto sólo
que ya rompí
con el silencio del verano
Ahora que el invierno
se prende de las hojas
ahora que amanecen
charquitos en el patio
ahora que los caños
rebosan de agua clara
mirá el conuco verde
oí los turupiales

 

CHISPITAS

Estrellitas fugaces parecen
Tus ojos que a veces
Me miran mezquinos
Cual palomas que inquietas volaran
Cual chispitas, cual cocuyos
Así miras tú, así miras tú
Son chispitas a veces tus ojos
Son cocuyo de tímido fulgor
Y disipan un poco la sombra
Que nubla mi corazón

 

MI  TRIPÓN

Duerme mi tripón
Vamos a engañar la lechuza
Y engañar al coco
Que ya no asusta
Duerme mi tripón
Que mañana el sol
Brillara en tu cuna
Y te contará
Como fue que un día
Perdió la luna
Duerme mi tripón...
Ya se fue la tarde cansada
Y llegó la noche
Fresquita y muda
Duerme mi tripón
Abrirá tus ojos
La luz del alba
Y te enseñará
Ríos y caminos
Y la montaña

 

PUEBLOS  TRISTES

Qué piensa la muchacha que pila y pila,
qué piensa el hombre torvo

 junto a la vieja,
qué dicen campanas de la capilla
en sus notas, qué tristes, parecen quejas
(BIS)  Y esa luna que amanece
alumbrando pueblos tristes,
qué de historias, qué de penas,
qué de lágrimas me dice

En el fondo hay un santo de a medio peso,
una vela que muere en aceite sucio,
más allá, viene un perro que es puro hueso
con ladridos del hambre que Dios le puso

BIS

 

FLOR DE MAYO (TONADA)

Mañana que vas llegando
rayito de sol que siento
llévame por la sabana
llévame sabana adentro
mañana que vas llegando
rayito de sol que siento.
Flor de Mayo, Flor de Mayo, Flor de Mayo
no eres tan brava como Mariposa.

Flor de Mayo, Flor de Mayo.
Agüita de hojitas verdes
perlitas madrugadoras
decidme adiós que voy lejos
cantando al morir la aurora
agüita de hojitas verdes
perlitas madrugadoras.
Cabalgando en mi rucio paraulato
brota mi copla y responde el llano:
Mariposa, Flor de Mayo.
Fantasmas de sombra y luna
espantos y aparecidos
el agua de mi totumo
ahuyenta con su cantío
fantasmas de sombra y luna
espantos y aparecidos.
Azabache, pintadita, Blanca Espuma
canta la lluvia, se acabó el verano.
Blanca Espuma, Flor de Mayo.

 

LUNA DECEMBRINA (AGUINALDO)

Prendan la luz que es diciembre
son las doce abran la puerta
todo se despierta con la Navidad.

Mi parranda está mirando
como se abrieron las flores
y hasta los tambores pretenden hablar.

Señorita póngase la bata
tráigame una lata para yo tocar
cualquier palo sirve de charrasca
pues nada se escapa con la Navidad.
BIS

Oye luna decembrina
mi pueblo sale de ronda
oye luna no te escondas
siendo su mejor vecina.

Señorita póngase...

Mi lunita navideña
brilla con tu redondez
porque en diciembre te ves
como reina caraqueña.

Señorita póngase...

 

 

 

{
}
{
}

Comentarios Otilio galíndez:homenaje

Gracias  el Grupo Literario Babandí, por el homenaje al  gran escritor y poeta  wayuú Miguel Angel Jusayú.
Les comentos, viajado a la ciudada de Caripe paso por Urica y me vino  a la memoria   la muerte  de  José Toma Boves .Me causó curiosidad de saber quie mató a Boves?,busco información encuentro lo siguientes:"Pedro Zaraza esta amolando la lanza y le dijo a su Estado Mayor, hoy se rompe la zaraza o se  acaba la bovera y  a las pocas horas estaba muerto José Tomas Boves".Hay como versos!. Reflexiono,  que tanto versos se han escritos  sobre las historia de los ilustres venezolanos que lucharon durante  guerra de  independencia contra el yugo español.
oscar villalobos oscar villalobos 30/06/2009 a las 04:05
la muerte de nuestro don y gran amigo y compositor de nuestro pueblos triste, triston, caramba, nuestro gran y muy siempre recordado Otilio Galindez nos deja un legado y un gran vasio en el mundo coral artistico de nuestro pais venezolano y del mundo entero a nivel vocal paseandose por todo el gran territorio nacional como son tonadas, bambucos, valses y oyendo sus grandes temas por grandes voses de venezuela y el mundo como por ejemplo La Sra Lilia Vera, Cecilia Todd, Simon Diaz, y el mundo coral como las corales universitarias etc.... 
soy un profesor universitario de Educacion Musical, mi nombre es Ramón Duboy, donde comparti y homeneaje al maestro Otilio en muchas y grandes oprtunidades con: Orquesta Tipica Upel Maracay, Coral Universitaria Upel Maracay "Luis Mariano Rivera", Estudiantina de la UCV Maracay, y pude compartir en imnumerables ocaciones en calidad de jurado artistico al lado del compositor y escuchandole sus recomendaciones.
fue para mi persona muy doloroso la muerte de este gran y recordado MAESTRO.  
Ramón Duboy Ramón Duboy 10/07/2009 a las 00:30
la muerte de nuestro don y gran amigo y compositor de nuestro pueblos triste, triston, caramba, nuestro gran y muy siempre recordado Otilio Galindez nos deja un legado y un gran vasio en el mundo coral artistico de nuestro pais venezolano y del mundo entero a nivel vocal paseandose por todo el gran territorio nacional como son tonadas, bambucos, valses y oyendo sus grandes temas por grandes voses de venezuela y el mundo como por ejemplo La Sra Lilia Vera, Cecilia Todd, Simon Diaz, y el mundo coral como las corales universitarias etc.... 
soy un profesor universitario de Educacion Musical, mi nombre es Ramón Duboy, donde comparti y homeneaje al maestro Otilio en muchas y grandes oprtunidades con: Orquesta Tipica Upel Maracay, Coral Universitaria Upel Maracay "Luis Mariano Rivera", Estudiantina de la UCV Maracay, y pude compartir en imnumerables ocaciones en calidad de jurado artistico al lado del compositor y escuchandole sus recomendaciones.
fue para mi persona muy doloroso la muerte de este gran y recordado MAESTRO.  
Ramón Duboy Ramón Duboy 10/07/2009 a las 00:31
Profesor Duboy gracias por escribirnos y comentar sobre esta gran compositor venezolano. Aún recuerdo como empecé a conocer su obra, la primera canción   que conocí fue Pueblos tristres interpretada por la gran Mercedes Sosa. Desde ese día Otilio ha estado prsente en mi corazón, sus letras son maravillosas.  Usted es un afortunado al compartir con tan insigne personaje. Sepa usted amigo Ramón que Otilio tendrá en mí u n divvulgador de su legado universal...por uqe Otilio fue eso un gran compositor que le canto a su tierra, a esas vivencias que fueron alimentando ese talento infinito.
Saludos
Daniel ruiz Daniel ruiz 28/08/2009 a las 04:09
Disculpad que tenga el atrevimiento de poneros mi pequeño homenaje al Sr. Galíndez, desde Madrid - España.  Una de las canciones de mi vida, en la interpretación de Mercedes Sosa (¡qué pronto se van los buenos!) es esta:

Mi tripón 
(sobre la canción de cuna, del mismo nombre, de Otilio Galíndez)
- Duerme mi tripón, vamos a engañar la lechuza y a engañar al coco que ya no asusta 
- ¿Lechuza? ¿qué es eso mamá? 
- Es una canción, mi bien, sólo una canción.  Anda, duérmete precioso. …que mañana el sol brillará en tu cuna… 
- Y ¿me quemará, mamá? 
- No, los rayos del sol te calentarán las sábanas.  Duerme ahora, cierra los ojitos… y te enseñará cómo fue que un día perdió la luna… 
-  Este niño tiene mucha fiebre. 
- ¿Le has dado algo ya? 
- Sí y como no le baje tendremos que llevarle al hospital. 
- Bueno, así son las anginas, ya te lo dijo el pediatra, no te preocupes. 
- No puedo evitarlo, tiene la misma edad que… 
-¡Calla! no lo pienses siquiera. 
- También a ella le cantaba para que se durmiera.  Estaba siempre tan intranquila, era… 
-¡Déjalo! no es bueno para ti, para ninguno de nosotros. 
- No lo soportaría otra vez. 
- Mami, cántame lo de la lechuza otra vez. 
- … duerme mi tripón, ya se fue la tarde cansada… 
-¿De qué se cansó la tarde? ¿Estaban malitos sus hijos? 
- Todos sus hijos eran fuertes, nunca se ponían malos, no sabían de hospitales ni de transplantes… 
- Por favor ¡ya está bien! 
-  … y llegó la noche fresquita y muda, duerme mi tripón. 
- Zzzz 
- … Ya le ha bajado la fiebre, mira ¡qué bien duerme Pablito! 
- … abrirá tus ojos la luz del alba… 
- Pues claro, mujer.  Lo de Laura no se va a repetir.  A Pablo no le pasará nada. 
- … y te enseñará ríos y caminos y las montañas… Duerme mi tripón.
Soledad Davia Soledad Davia 05/10/2009 a las 10:44
Realmente un bello homenaje, creo que intemporal, porque aún después casi un año ya de su muerte seguimos guardando en nuestro corazón su presencia y su maravillosa poesía hecha canto. Es necesario rescatar estos valores, sin el afán de fanatismo, sino por la belleza espiritual que implican. Abrazos.
sandra sandra 04/04/2010 a las 07:37
Extraordinario venezolano, como pocos que ya nos quedan. Ya está próximo a cumplir un año de su desaparición. Sólo nos queda su legado y en esta Venezuela tan convulsionada, nos refugiamos en la música que enaltece el espiritu. Es por ello que un !Bravo Otilio! y gracias.....
Kareen Arias Kareen Arias 07/06/2010 a las 15:43

Deja tu comentario Otilio galíndez:homenaje

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre