Avisar de contenido inadecuado

LA SONORA ESQUINA DEL OASIS

{
}

He tenido la oportunidad de asistir dos veces a la esquina del oasis (diagonal a la plaza Miranda casco histórico de Ciudad Bolívar), invitado por el poeta Luis Sánchez, allí se realiza una toma cultural, cada jueves a partir de las siete de la noche. El ambiente es mágico, el ritmo musical contagia a todos los presentes. La primera vez que asistí el género musical invitado era la salsa, tuve la oportunidad de escuchar al grupo que se convocó para esa ocasión Bonga-Buru y otros músicos ejecutantes de la misma. Excepcional las ejecuciones. Luego en diciembre asistí a la noche navideña, aguinaldos y gaitas, los diamantes del sur me demostraron que en Ciudad Bolívar también se toca la gaita con excelsa calidad. Citando al músico Norbis Magallanes (Freeto Magazine) “Gracias maestro Vallito por impulsar un cambio, el corazón de esta esquina late a su ritmo, el mural describe su pasión por nuestra cultura y su amor por la ciudad”. A continuación se reseña un escrito del poeta y bailador Luis Sánchez, asiduo visitante a esta esquina, conjuntamente con su familia, titulado:

LA SONORA ESQUINA DEL OASIS

Por intuición y experiencia colectiva sabemos que las esquinas meten sus narices en el Acontecer cotidiano, ellas habitan y des habitan los espacios gregarios de esta América Caribeña que nos filtra y permuta con sus multiplicidades rítmicas.

 Particularmente creo Que se ha tejido y destejido todo un manto de Filosofías Esquineras a las que me atrevo A llamar Filo-Esquinas. Lo cierto es que Angostura, Ciudad Bolívar, sitiada por el diafragma-Río que la respira y Nos trastoca el costillar con sus variadas frecuencias sonoras, sí aquí mismo en los predios De la plaza Miranda hay una esquina que es un espacio del devenir musical Angostureño.

 Una especie de Aleph por donde la Historia se regocija en un vai-ven de maraqueos permanentes. Es que muy cerca de este pecho-esquina atravesado por las lanzas cromáticas de los Crepúsculos Angostureños vivieron y aún viven las voces y arpegios de músicos y juglares: CARMITO GAMBOA, ALEJANDRO VARGAS, TELMO ARMADA, ANTONIO LAURO, MANUEL Y JULIAN YÁNEZ, JUANITO ARTETA… y muchos otros que tanto dentro como fuera del País han enarbolado Esta impronta de ritmos y cadencias Orinoqueños. Y es que” El Río teje sus telarañas entre rincones olvidados y en memoria al alfabeto de Los cocuyos/ Nos regala cuantos sonoros”.

Pero esta esquina no es el típico rincón enchalecado y detenido por la añoranza, no, la Actualidad musical y creadora de Angostura fluye por sus costados y hace más de un año Vallito Morales, el popular Vallito, sacó los aperos de la Barca sonora que habita su Familia, los conectó un jueves por la tarde en la anatomía de este espacio como órganos Para llenar el cuerpo vacío de esta Ciudad Histórica; y cual rumorosa corriente del Orinoco aparecieron vecinos con sus sillones al hombro, músicos, teatreros, ilusionistas, Cantantes, recitadores y poetas, fotógrafos, pintores, cineastas.

Vale decir que desde ese entonces todos los jueves muy Cerca del ventanal crepuscular la inmanencia hila y convoca un cardumen de risas, Silencios, aplausos y lágrimas en este Oasis encantado. Ya hice referencia a personajes del terruño musical que revitalizaron este espacio y que Actualmente nos honran con una presencia sutil sin estar físicamente presentes, sin Embargo no he de soslayar la actividad de grupos como Serenata Guayanesa, El Bonga-Vurú y Oasis Gaitero quienes también tienen sus ombligos arcillados en esta Esquina.

Que esta Ciudad tan geográficamente musical tenga un rincón como el Oasis no es de Extrañar, lo que sí creo un acontecimiento es la manera tan espontánea, sin ribetes Propagandísticos, ni formalismos institucionales, convocados por el maná consanguíneo Y multiplural de nuestras culturas, por el dinamismo y flujo que hace de la esquina del Oasis un micro-espacio heterogéneo donde se revitalizan los encuentros colectivos y Por qué no se mantienen abiertos los deltas para el semillero de una resistencia cultural Que tanto requieren nuestros pueblos.

Estoy seguro que hay más de una esquina que convoca y conjura sus artilugios Conversatorios en Ciudad Bolívar, me consta el de la Placita de la Poesía y el Ajedrez Frente al Mirador Angostura, allí también se reúnen y encuentran voces de este Di Luis Sánchez – Ciudad Bolívar 26-12-2012 Nota: los escritos entre comillas forman parte  namismo colectivo. Por qué una Ciudad también es una convocatoria de múltiples Agenciamientos de esquinas, micro-espacios abiertos que no nos atemos al barullo de los Ecos dominantes. ¡Qué vibre y viva este Oasis de Orinoco porteño! Aquí donde “Las calles sueltan la cuadratura arquitectónica, y esquinadas se deslizan Al vientre del agua, Allí entre calzadas levantadas como escapulas al vuelo Entre rizos de cemento y costillares de barro La vida acorazona encuentros desbordados de manos Entrelazando fluidos, Sangre y agua Lluvia y besos Sudor y lágrimas, Y siempre la roca y el barro Moleculando sus contornos” 

Luis Sánchez – Ciudad Bolívar 26-12-2012
Nota: los escritos entre comillas forman parte de un texto que dedico
a la Ciudad y que le nombro PALEOPOETICA

 

 

 TAGS: 

{
}
{
}

Deja tu comentario LA SONORA ESQUINA DEL OASIS

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre